Dulces de Navidad típicos de Málaga: Los sabores más ricos.

Prueba los sabores de la Navidad malagueña con esta elaborada seleccion de los dulces de Navidad típicos de Málaga.

Con la llegada de las fiestas, una de las cosas más esperadas por todos es la gastronomía navideña.

En Málaga existen dulces tradicionales de estas fechas, además de los típicos turrones y mantecados elaborados en la provincia malagueña.

Prepara tu paladar, porque venimos con un montón de ricos y sabrosos dulces de Navidad típicos de Málaga. ¡Toma nota!

Dos de los dulces de Navidad típicos de Málaga: Los Borrachuelos y Pestiños.

Borrachuelos de Málaga

El borrachuelo malagueño es un dulce muy típico en la provincia de Málaga. Es muy parecido al pestiño, y suele comerse en Semana Santa y Navidad.

En cuanto al origen del borrachuelo, no se tiene muy claro, lo que sí se sabe es que es muy antiguo, y que su nombre hace referencia a que en su elaboración se utiliza alcohol.

Esta delicatessen se prepara a partir de una masa hecha con harina y aceite de oliva. El aceite de oliva ha sido previamente calentado junto a cáscaras de limón o naranja, anís en grano y ajonjoli, para que tome cierto sabor. Además, tanto el ajonjoli como el anís en grano se añaden después a la masa. No podemos olvidar echar un chorrito de vino de Málaga.

Seguidamente, se amasa bien todo y se deja reposar. A continuación, se corta la masa en círculos, que se irán rellenando con cabello de ángel o con dulce de batata, para después ser doblados y fritos. Finalmente, se emborrizan en azúcar, o en un poco de miel rebajada con agua.

Además, debemos saber que la elaboración de los borrachuelos está tan extendida en la provincia de Málaga, que no existe una receta única, si no que cada cual le da un toque diferente.

En cuanto al pestiño, hablamos de un dulce de origen andaluz, que al igual que el borrachuelo malagueño, también se suele comer en Navidad o Semana Santa.

El pestiño está estrechamente ligado con la shebbakiyya marroquí, lo cual sugiere que el origen del pestiño tenga origen andalusí. De hecho, las primeras referencias de este pastel datan del siglo XVI.

En relación a la masa, es casi idéntica a la del borrachuelo, así como la cobertura de azúcar o miel, pero difieren en el relleno, pues el pestiño no lleva ninguno.

Yemas del Tajo de Ronda.

Yemas del Tajo Ronda

Este dulce típico del municipio malagueño de Ronda es muy consumido en fechas navideñas.

Las Yemas del Tajo se elaboran en una pastelería de la localidad, y tienen un sabor y una textura muy similares a las Yemas de Santa Teresa, aunque su elaboración es diferente. Su origen se remonta a un antiguo monasterio de Ronda, donde las monjas elaboraban y vendían estos dulces a los rondeños. Ya en el siglo XIX, se empezaron a hacer populares, llegando la receta hasta nuestros días.

Para poder probar este delicioso postre, se mezcla y se lleva a ebullición un poco de azúcar y agua durante algunos minutos. A continuación, se separa la yema de un huevo para ligarla con almíbar. Finalmente, se une todo a fuego lento y se deja reposar durante horas.

Una vez fría la mezcla, se le echa azúcar glas y se le da forma de bolita al dulce. Y ya estarían listas nuestras deliciosas Yemas del Tajo.

Roscos de Vino, otro imprescindible de los dulces de Navidad típicos de Málaga.

Dulces de Navidad típicos de Málaga: Roscos de Vino de Monda

Los roscos de vino son un producto típicamente navideño en España. Pero en Málaga, tenemos los nuestros propios. Se tratan de los deliciosos roscos de vino de Málaga.

Son muchas las confiterías y familias malagueñas que fabrican roscos de vino en Navidad. Estos bocados tan ricos se hacen con harina, vino dulce moscatel de Málaga, azúcar, aceite de oliva, ajonjolí, ralladura de limón y aguardiente.  Una vez hechos, se recubren con azúcar glas, y listos para disfrutar de su sabor.

En la provincia de Málaga son famosos los roscos de vino de la empresa Hermanos Montañez, ubicados en el Palo, o los roscos de vino de Monda de la empresa Framancha, entre muchos otros.

Mantecados, Polvorones y Alfajores.

Mantecados de Antequera

En España, es tradicional comer mantecados, polvorones y alfajores en Navidad. Pero, la mayoría de la producción de estos manjares se concentran en Andalucia, concretamente en el municipio sevillano de Estepa, y en el municipio malagueño de Antequera. Y es que estas dos localidades son las que se disputan el origen de estos dulces navideños. Aunque todo apunta a que la receta de los mantecados surgiese en Antequera. Por eso, los mantecados son considerados uno de los dulces de Navidad típicos de Málaga.

Las empresas que fabrican mantecados en Antequera son numerosas, y exportan sus productos al resto de España para que todos podamos probar estas exquisiteces.

Algunas de estas empresas locales son La Antequerana, Nuestra Señora del Carmen D. Sancho Melero, Delicias de Antequera, Torcadul, la Perla de Antequera y Convento de Antequera, entre muchos otros.

Existen mantecados de muchos sabores. Los tradicionales de canela, y sabores más variopintos como el de limón, de chocolate, e incluso de coco.

Pero la receta básica de los mantecados de canela incluye harina, azúcar, huevo, manteca de cerdo, canela y ajonjolí.

En cuanto a los polvorones, son considerados una variante de los mantecados. En este caso, se diferencian porque en su elaboración, además de los ingredientes característicos de los mantecados, los polvorones llevan trozos de almendra. Además, la forma de los polvorones es más alargada y más ovalada, y van recubiertos de azúcar el polvo o azúcar glas.

Por su parte, el alfajor es un dulce típico navideño en Andalucía, aunque su consumo se ha extendido al resto de España. El origen del alfajor es árabe, y prodece de un alajú (que es un pastel parecido al turrón). Y es que este dulce se lleva elaborando en Andalucía desde los tiempos de Al-Andalus, hasta día de hoy.

Además, estos pasteles típicos cruzaron el charco, y llegaron a países latinoamericanos, donde en la actualidad se siguen consumiendo (aunque alejados ya de la receta tradicional).

Los ingredientes característicos de los alfajores son la miel, la harina, la canela y los frutos secos entre otros.

Vino Dulce, el más famoso de los dulces típicos de Navidad en Málaga.

Vino Dulce de Málaga

Algo que no puede faltar en nuestras fiestas es una copita de vino dulce de Málaga. Se suele tomar como postre después de comer. Además, se utiliza para crear todo tipo de postres y tartas.

La elaboración de vino dulce de Málaga es una tradición que se remonta a época fenicia, momento en el que la ciudad fue fundada. Esta se ha mantenido hasta la actualidad, hasta el punto que en Málaga contamos con 3 Denominaciones de Origen.

Algunos de las bodegas de vino dulce de Málaga más conocidas son las Bodegas Quitapenas, las Bodegas Málaga Virgen, y las Bodegas Antigua Casa del Guardia. También es típico en los pueblos de interior de la provincia de Málaga, como Comares, la elaboración propia del vino dulce.

En definitiva, un postre que te dejará muy buen sabor de boca.

Turrones artesanos.

Turrón Casa Mira Málaga

Los turrones son típicos en toda España, sobre todo en las provincias de Alicante, Valencia y Lérida. Pero en Málaga también se elaboran todo tipo de turrones.

Algunas de las empresas malagueñas más conocidas por su producción de turrones son Almensur, Confitería Ramos o Casa Mira. En muchos casos, estas han llevado el turrón a otros niveles, creando turrones con productos típicos de la tierra, como el turrón de mango o el turrón de torta de Algarrobo (torta de aceite tradicional de Málaga).

Frutos secos. Las pasas de Málaga, otro de los dulces típicos de Navidad en Málaga.

Uva Moscatel

Otro de los dulces de Navidad típicos de Málaga son los frutos secos. Estos no pueden faltar en una mesa en las comilonas navideñas.

Los frutos secos más populares de Málaga son las pasas, que tienen Denominación de Origen Málaga, y los higos secos, elaborados en la provincia desde la presencia árabe en la península, y que gozaron de gran popularidad internacional en la época.

Uno de los frutos secos más importantes de Málaga son las almendras. Esta también comparte el origen andalusí, que se ha mantenido en el tiempo hasta la actualidad. Hoy en día, solemos tomar las almendras fritas en aceite de oliva con un toque de sal. Y te avisamos, ¡si las pruebas no puedes parar de comerlas!

Vinos espumosos.

En los últimos años, las familias malagueñas han ido incorporando nuevos vinos a los almuerzos y cenas navideñas. Y es que, son cada vez más las empresas que apuestan por la producción de estos vinos espumosos dulces.

Una de estas empresas es Botani, que salió por primera vez al mercado en el año 2014. Este vino espumoso está producido con uva moscatel de la comarca malagueña de la Axarquía

Otra de las bodegas malagueñas que ha apostado por la elaboración de vino dulce espumoso es la Bodega Tierras de Mollina. Este se produce con la uva moscatel morisco, procedentes de los viñedos del municipio de Mollina.

Las bodegas Quitapenas también hacen su propio vino espumoso. En este caso, ofrecen espumosos dulces y secos. Estos vinos, de nombre Florestel, están elaborados a partir de la uva moscatel de Alejandría.

La Bodega antigua Casa del Guardia por su parte, está produciendo cava con uvas de Málaga.

Existen otras bodegas que elaboran vino espumoso, como el reciente vino Las Olas del Melillero, de la Bodega Victoria Ordóñez o el Tartatros, elaborado por Bodegas Dimobe, en Rincón de la Victoria.

Sea cual sea tu elección, seguro que acertarás.

Otros dulces navideños típicos de Málaga.

Pan de higo Dulces de Navidad típicos de Málaga

Existen otros dulces elaborados en Málaga, que no se consumen únicamente en Navidad, pero que no podían faltar en esta lista.

Uno de ellos es el bienmesabe, un postre antequerano, elaborado con azúcar, almendras, huevo, almíbar de cidra y canela molida entre otros. Probablemente su origen se remonte a época árabe. En el Convento de Clausura de Belén de las Monjas Clarisas llevan elaborándolo desde el año 1635 con la misma receta.

Otro de los dulces más consumidos es el pan de higo de Málaga. Los campesinos del interior de la provincia malaguela adoptaron la tradición árabe de elaborar pan de higo con la producción que sobraba de las higueras. El pan de higo está hecho de una masa bien compacta de higos, y a veces se añaden otros frutos secos o fruta escarchada.

El pan de higo es popular en toda la provincia, pero son famosos los panes de higo de Coín.